Cual es la diferencia entre mezcla y masterización

post thumbnail

La diferencia entre mezcla y masterización es uno de los conceptos que más suele confundir a los músicos que recién ingresan al mundo de la producción musical porque son términos que a veces se usan intercambiablemente y porque la linea que divide a ambos procesos puede ser bastante difusa en algunos casos.

Empecemos por entender cada proceso:

¿Qué es la mezcla de audio?

Es un proceso cuyo objetivo principal es lograr un balance en la canción terminada. Ya sea este de frecuencias, de niveles, de la ubicación de cada sonido en el panorama estéreo (paneo). Una vez terminada la mezcla tenemos la canción como se supone que tiene que sonar a la que posiblemente le falte algún proceso (la masterización).

Durante la mezcla se trabaja con el sonido “en bruto” producto de la grabación, es decir que lo que recibimos son las pistas a las que no se le aplico ningún proceso previamente y empezamos con una serie de pasos que buscan que todo esté en su lugar y ocupe su espacio adecuadamente.

Otra cosa que se trabaja en la mezcla es la aplicación de efectos como reverb, delay, ecos, paneos creativos etc . La elección de los efectos tiene mucho que ver con el estilo y con lo que busca el artista en particular.

Generalmente un proceso típico de mezcla tiene como producto final la canción en si misma en estéreo, es decir que una vez se procesó el sonido se “mezclan” en una sola pista estéreo que es la que escucharemos por nuestros parlantes.

La realidad es que una producción musical se empieza a mezclar incluso durante la grabación si por ejemplo decidimos el nivel de ganancia que va a tener cada micrófono de una batería. Esto ya es un proceso de mezcla porque las decisiones las tomamos teniendo en cuenta que cada cosa tenga su lugar y se corresponda con lo que esperamos escuchar. Una grabación donde no se escuche en absoluto el bombo pero se escuche muy fuerte el micrófono de un cowbell o cencerro no es una grabación equilibrada para citar un ejemplo.

¿Qué es la masterización?

La masterización es un proceso en el cual  se pulen detalles de la mezcla y se llevan las canciones a un nivel comercialmente aceptable. La particularidad de la masterización es que durante este proceso se decide también el orden de las canciones en el disco, la aplicación de fundidos (fades), la inserción de meta-datos necesarios para la identificación de la obra (como los códigos ISRC) y se decide también el espaciado de las canciones (la cantidad de segundos de silencio entre temas).

En su origen, la masterización era un proceso que se hacía unicamente para discos completos sin embargo también se suele masterizar pistas separadas o proyectos de pocas canciones que no van a ser incluidas en un disco. La importancia de la masterización radica en una perspectiva fresca que otorga un control de calidad al proceso de mezcla.

Con el nacimiento de la auto-producción y de los discos grabados en condiciones semiprofesionales la masterización se ha vuelto una necesidad puesto que las mezclas requieren casi siempre alguna mejoría para ser aptas para su reproducción satisfactoria en los distintos medios de escucha, sin embargo cabe destacar que tampoco se puede hacer magia con una canción mal mezclada durante la masterización porque los recursos son limitados y no es la idea del proceso.

Una particularidad de la masterización es que muchas veces los temas no necesitan ser retocados más allá de llevarlos a un nivel de volumen aceptable para su distribución comercial, pero esto sucede excepcionalmente cuando las mezclas están muy bien hechas y no tienen falencias graves.

Entonces ¿Cuál es la diferencia entre mezcla y masterización?

Haciendo una analogía con la cocina, la mezcla sería el proceso donde una vez ya decidimos que vamos a cocinar (composición) procedemos a obtener la materia prima (grabación) para posteriormente desarrollar el paso intermedio donde mezclamos los ingredientes en función de las proporciones (mezcla) para posteriormente darle los retoques finales como ornamentación y presentarlo en el plato (masterización). 

Para seguir con la analogía así como podemos comer directamente de una olla podemos mezclar sin masterizar, pero no podemos masterizar sin mezclar. O mejor dicho, podemos hacerlo pero sería igual de gracioso que hacer como que comemos de un plato vacío.

Seguinos en Facebook